En la grabación, se ve cómo los 2 animales se encuentra de frente y empiezan a luchar. 

En medio de la pelea, los osos se muerden partes del cuello, se aruñan y forcejean en el piso por casi un minuto. 

Luego, los mamíferos toman un descanso para recuperar el aliento y continúan peleando. 

Sin embargo, los osos desisten de luchar, se ven agotados y cada uno se retira del lugar de la batalla. 

En declaración al medio Peta Pixel, Pylkkanen indicó que antes de la pelea los animales se estuvieron siguiendo por un tiempo. 

“Estuve en el escondite de los osos con mi familia y estos dos se siguieron durante un par de hora. Afortunadamente, actuaron frente a nuestro escondite”, comentó Pylkkanen al mismo medio. 

Pylkkanen compartió la grabación en su canal de YouTube y varios internautas se atrevieron a comentar que era una de las mejores peleas de animales de todos los tiempos.