El menor llegó a su casa con el pollo muerto y les pidió a sus papás que lo ayudaran a llevarlo a un hospital. Sus padres trataron de explicarle que ya no había nada que hacer, pero Derek insistió, informó Daily Mail citando medios locales.

El niño cogió un billete de 10 rupias (450 pesos colombianos) que tenía en su alcancía y les dijo a sus papás que él pagaría por el hospital. Conmovido por el tierno gesto de su hijo, el hombre lo llevó a un centro médico, poco después de tomarle una foto al menor sosteniendo el pollo y el dinero, indicó el diario británico.

En el hospital, personal médico le confirmó al pequeño que no podían ayudar al ave, por lo que Derek regresó llorando a casa. Tan pronto llegó, el niño quiso intentarlo una última vez y cogió 100 rupias (4.500 pesos) para llevarlo a otro hospital. En ese momento, sus padres le explicaron que había muerto, agregó el medio.

La historia de Derek se conoció luego de que un amigo de su familia publicara 2 fotos del menor; en una de ellas, el pequeño sostiene el ave: