Al ver que parte de su cuello se empezó a poner negro, que las pulsaciones en sus muelas empeoraban y que, incluso, le faltaba la respiración, la mujer fue a otro dentista y allí descubrió que algo estaba muy mal, informó Daily Mail.

El odontólogo diagnosticó a Madelein con  fascitis necrosante, una infección causada por una bacteria que se come la carne y “los tejidos blandos del cuerpo”, indicó el diario británico. El rotativo no indicó qué causó este mal.

Médicos del Hospital de Sebokeng (en la ciudad de Vanderbijlpark) tuvieron que cortar todo el tejido afectado en su cara y su cuello para evitar que se propagara y perjudicara sus órganos vitales. Ahora, la mujer necesita cirugía plástica para reconstruir parte de su rostro, señaló el mismo medio.

Como ella no tiene el dinero suficiente para este procedimiento, una amiga empezó una campaña de donación para recaudar fondos. Asimismo, según Daily Mail, ella creó una página en Facebook para que las personas conocieran su caso; allí se pueden ver impresionantes fotos de lo que le ocurrió a Madelein.

Debido a lo impactantes que son esas imágenes, Pulzo se abstiene de publicarlas. Aun así, puede verlas bajo su propia responsabilidad haciendo clic en este enlace.