De acuerdo con El Periódico, la mujer, además de no llevar el protector para evitar la propagación del coronavirus, tampoco tenía billete de tren para viajar.

El vigilante, empleado de la empresa Trablisa, le reprochó a la mujer su actitud indiferente cuando él la abordó para reclamarle por las 2 cosas, por eso decidió llamar a la policía, explica el mismo medio.

Que el hombre avisara a las autoridades fue lo que desató la ira de la mujer, que en un momento de descuido del guarda le robó el bolillo y lo agarró a golpes, en la cabeza y otras partes del cuerpo, cómo se puede ver en un video que se comparte profusamente en redes sociales.

El hombre trató de defenderse de la mujer usando la mínima fuerza, pues claramente podía someterla usando toda su fuerza, pero prefirió no hacerlo, ante la mirada de los transeúntes que esperaban el tren.

Algunos de ellos intercedieron en defensa de la mujer, pues creyeron que el vigilante le iba a devolver los golpes, pero lo que hizo fue intentar en todo momento recuperar su bolillo, al cual se aferró la agresora.

Cuando llegó la policía identificaron a la mujer, mientras que una ambulancia trasladó al agredido a un centro médico de atención primaria, donde le realizaron un reconocimiento, indica El Peródico. 

El jueves, el vigilante interpuso una denuncia contra la mujer por lesiones de carácter leve, finaliza el rotativo español.