Las primeras versiones que manejan los medios locales, citados por el Daily Mail, es que a la adolescente se le resbaló el celular de sus manos en la bañera, lo que ocasionó una fuerte descarga eléctrica.

Esto generó que Yulia perdiera el conocimiento y se ahogara en pocos segundos.

De acuerdo con el mismo medio, los padres de la menor se percataron de que se estaba demorando mucho en el baño. Al revisar, la vieron muerta con la cabeza bajo el agua y el teléfono flotando en la bañera.

“Sus padres devastados llamaron una ambulancia, pero los paramédicos solo pudieron registrar la muerte de la estudiante y llevar su cuerpo a la morgue”, afirmó el reporte de las autoridades rusas, información que rescató el medio británico.

Para Andrey Stanovsky, ingeniero electrónico, relajarse en un baño con el celular conectado es como jugar a la ruleta rusa, destacó el Daily Mail.