Los hechos ocurrieron en Burgaw, Carolina del Norte, EE. UU., y fueron registrados en un video difundido por The New York Times.

El video muestra a un hombre que frente a su casa saluda a un vecino que pasa trotando, mientras el hombre pone un vaso de gaseosa y unos brownies sobre el capó de la camioneta, en un elegante barrio de la ciudad.

El hombre no se percata pero de un jardín en las casas del frente sale un lince o gato montés, que a toda velocidad se aproxima a donde está el hombre de la camioneta.

Unos segundos más tarde, se aprecia que el gato salvaje viene corriendo hacia una mujer (esposa del hombre) que viene de la casa y se dispone a subirse al vehículo.

En un guacal, la mujer lleva a su mascota (un gato) cuando, sin esperarlo, el gato montés la ataca por la espalda y la empieza a morder en los brazos y la espalda, mientras la aterrorizada mujer grita.

Por fortuna, el esposo acude en su ayuda y logra sujetar al lince de las patas delanteras, mientras lo levanta. Cuando parece tenerlo dominado, el agresivo animal trata de morderle las manos, lo que le obliga a lanzarlo lejos, a unos cinco metros.

Al parecer, el gato montés emprende la huida, aunque se ve que corre hacia la casa y no se aprecia qué rumbo toma. Este es el video:

Estos encuentros no siempre son violentos, como le sucedió a un fotógrafo en Anchorage, Alaska, EE. UU., quien fue visitado en su casa de campo por una hembra lince y sus 7 cachorros, que jugaron en el porche de la casa.