Las cámaras de seguridad del establecimiento captaron el momento en el que los asaltantes se bajan de una camioneta blanca, suben los objetos al vehículo y huyen del lugar. 

De acuerdo con el medio Manchester Evening News, fueron hurtadas 4 mesas y más de una docena de sillas, dejando el patio completamente vacío.

Los propietarios del bar estiman que les costará unas 3.000 libras esterlinas (unos 12 millones de pesos) volver a comprar todo lo hurtado. 

El medio inglés indicó que la policía revisará en las cámaras de seguridad del sector para hacerle el seguimiento a la camioneta y así capturar a los delincuentes.