Cada vez que el sujeto intenta aproximarse hacia el oso, el mamífero retrocede porque siente que lo van a capturar.

Al ver el rechazo del animal, el individuo desiste y se devuelve para subirse a su carro. Sin embargo, el oso aprovecha que está de espaldas y decide atacarlo.

Las personas que estaban dentro del vehículo del turista le avisan para que reaccione y se meta rápido en el vehículo. 

Finalmente, el oso pardo salvaje no alcanza a atacar a nadie y solo les muestra los colmillos y se para en 2 patas para intimidar a sus intrusos. 

Varios internautas publicaron varios comentarios criticando la imprudencia y la falta respeto que tiene este hombre con la naturaleza.

“¿Por qué las personas no pueden crecer y comportarse de manera madura en la naturaleza?”,“¿cuántas veces les pedimos a las personas que dejen de salir de sus carros y alimenten a los osos?”,“no se debe tratar a un animal salvaje como a una mascota”, fueron algunos comentarios que se leen en las redes.