De acuerdo con el diario local Basler Zeitung, el menor preguntó en un tienda si podía utilizar su billetes (euros) que había recogido días atrás, junto a su hermano, de 10 años.

Los billetes de juguete fueron lanzados durante un carnaval celebrado en la ciudad de Sissach, donde el menor estuvo presente junto a su familia a finales de marzo. En medio de su inocencia, los recogió y pensó que con ellos podía comprar dulces, explica el mismo medio.

En abril, el niño de 8 años, del cual no revelaron su nombre, fue a una tienda Dietgen e intentó pagar con esos euros falsos. Al darse cuenta de que era de juguete, los empleados de la tienda, sin decirle nada al menor, llamaron a la policía, detalla el rotativo suizo.

“Nos informaron de unos niños con un fajo de billetes falsos que intentaron comprar productos. Por lo tanto, había sospechas de dinero falso puesto en circulación”, dijo un portavoz de la policía, citado por The Straits Times.

Es nuestra política, la sede de Winterthur nos indicó que lo hiciéramos”, explicó, por su parte, la gerente de la tienda, Tanja Baumann a Basler Zeitung.

A finales de mayo, indican los 2 medios, la policía hizo todo un operativo y llegó hasta la casa de los menores, donde les tomaron fotos, como si fueran presos, de frente y perfil. Luego, hicieron un registro en toda la vivienda.

En la búsqueda, fueron encontrados e incautados —por motivos de prevención de la delincuencia— más de billetes falsos de 50, 20, 10 y 5 euros, agrega The Straits Times.

Aunque no se le acusa de ningún delito, toda esta investigación policíaca generó molestias en los habitantes de Dietgen, pues según las políticas de Suiza, el niño de 8 podría permanecer en los registros policiales hasta mayo de 2032, finaliza Basler Zeitung.