Fue John Cleghorn, director de Panamá Reptiles, quien denunció el hecho a través de sus redes sociales el pasado primero de junio.

En el video se ve a los jóvenes lanzar a la perra viva al río, que intenta nadar y huir del cocodrilo. Sin embargo, al ser tan pequeña, sus movimientos no fueron tan rápidos y el reptil la devoró de un mordisco.

“Los subnormales del video (que por el acento puedo suponer que son de Herrera), alimentaron un cocodrilo silvestre con un perro. Realmente no puedo entender que pasa por la cabeza de los graciosos del video”, escribió en su Instagram, junto al video, Cleghorn.

“Sea el animal que sea, no se debe alimentar vida silvestre, hablamos de un cocodrilo, que aunque no tenemos registros de depredación a seres humanos en Panamá, si hay muertes asociados a ellos, el riesgo de hacer este tipo de estupideces es grande”, agregó el director de Panamá Reptiles.

Desde que este cruel video se viralizó en Panamá, los jóvenes han sido repudiados desde todos los sectores, que movilizaron a las autoridades a iniciar una investigación para dar con los responsables.

La Fiscalía de Adolescentes de Panamá inició una investigación de oficio por la presunta comisión de un delito contra el ambiente y ordenamiento territorial en la modalidad de delitos contra los animales domésticos, según publicó el ente en su cuenta de Twitter.

Varias fundaciones que protegen los derechos de los animales alzaron su voz de protesta y una de ellas, llamada Amigos y Patas, bautizó a la perra como Parita, que se rápidamente se convirtió en un movimiento contra el maltrato animal.

Este es el video que difundió John Cleghorn (Advertencia: la secuencia tiene imágenes fuertes y pueden ser sensibles para usted):

View this post on Instagram

Los humanos somos una completa m¡3rd@. Los subnormales del vídeo (que por el acento puedo suponer que son de Herrera), alimentando un Cocodrilo silvestre con UN PERRO. Realmente no puedo entender que pasa por la cabeza de los "graciosos del vídeo". ¡Hey compa! ¿Qué te parece si le tiramos un perro al cocodrilo, lo grabamos y lo subimos a redes? ¡Wao! ¡Excelente idea! De paso se hubiera resbalado alguno y el vídeo hubiera quedado 10/10. PD: Sea el animal que sea, no se debe alimentar vida Silvestre, hablamos de un Cocodrilo, que aunque no tenemos registros de depredación a seres humanos en Panamá, si hay casos de muertes asociados a ellos, el riesgo de hacer este tipo de estupideces es grande, sin mencionar lo que implica que un bicho silvestre asocie al humano como una fuente de alimento, en el caso de los cocodrilos aprenden muy rápido y cuando vea una persona se va a acercar por curiosidad y en busca que le tiren alimento. "La estupidez humana es infinita" @miambientepma #noalmachete #panamareptilesrules #humans #panama #reptiles #reptile #reptilelover #reptileslovers

A post shared by panamareptiles.com (@panamareptiles) on