“No tocar las tetas a la camarera sin desinfectarse las manos, gracias”, decía el texto, compartido en Instagram por el Bar Saurom, que cuenta con casi 3.000 seguidores. Ante eso, cientos de internautas calificaron a los encargados del bar de “machistas” y “sexistas”.

En una declaración recogida por La NuevaEspaña, un representante del lugar aseguró que se trató de “una broma” y que se arrepentían de lo sucedido:

“Ayer cometimos un error muy machista y por ello queremos pedir perdón. Era una broma fuera de lugar. Estamos muy comprometidos contra el machismo, la xenofobia y la homofobia”.

El hecho no pasó desapercibido para Mujeres Jóvenes de Asturias, una asociación feminista española que —en un largo texto publicado en Facebook— condenó la actitud del personal de Saurom.

“No entendemos muy bien cuál puede ser el motivo para colgarlo (el cartel): quizás sea porque existe un riesgo real de que vuestra clientela le toque las tetas a la camarera”, comentó la asociación, que también le recomendó al bar “revisar a qué clase de personas” le permite el ingreso.

La asociación agregó que ese tipo de “chistes” solo alientan al acoso y la violencia sexual. Asimismo, invitó al personal a educarse para que contribuya a “hacer una sociedad más justa e igualitaria”.

Esta es la publicación completa de Mujeres Jóvenes de Asturias: