Un video publicado por la policía de esa ciudad muestra que, en medio de la agresión, uno de los guardias de seguridad cayó al piso y acabó con el brazo izquierdo fracturado, informó NBC News.

Phillip y Paul fueron arrestados luego del ataque y se les puso una fianza de 50.000 dólares a cada uno (es decir, más de 194 millones de pesos, según la tasa de cambio actual), indicó la policía en un comunicado de prensa.

NBC recordó que a mediados de abril pasado, las autoridades decretaron el uso obligatorio de tapabocas mientras estuvieran en un negocio comercial o cuando entraran en contacto con otra persona.

Esta medida de protección también fue reglamentada en Míchigan, donde hace una semana un guardia de seguridad fue asesinado por pedirle a una mujer que usara el tapabocas para ingresar a una tienda.

A continuación puede ver la agresión a los vigilantes en Target: