Weiss, que vive en San Francisco pero que las últimas semanas estaba trabajando en Nueva York, el epicentro de la pandemia del COVID-19 en EE. UU., le dijo a la cadena Abc que tenía más miedo de subir a un avión que a entrar a un hospital, luego de que su tuits se viralizaran.

El pasado sábado 9 de mayo, el médico publicó en su cuenta de Twitter una foto que mostraba que el vuelo que acababa de tomar con United estaba completamente lleno, a pesar de que la aerolínea había informado que para cumplir las normas de distanciamiento social iba a dejar los asientos del medio vacíos.

“¿Supongo que @united está relajando su política de distanciamiento social estos días? Cada asiento está ocupado en este 737”, escribió junto a la imagen.

“Las personas en este avión están asustadas/conmocionadas (…) Estoy con un grupo de 25 enfermeros y médicos que han estado trabajando en hospitales de Nueva York entre las últimas dos y cuatro semanas. Esta es la última vez que volaré en un largo tiempo”, publicó en otros tuits.

La denuncia del doctor Weiss se viralizó en Twitter, no más la foto tiene 10.000 retuits y casi 29.000 ‘me gusta’, por lo que a United Airlines le llovieron cientos de críticas por no respetar las normas que se habían comprometido a cumplir para no arriesgar la salud sus clientes.

Por ello, la compañía aérea tuvo que salir al paso de los malos comentarios y aseguró que, ahora sí, “implementará cambios temporales adicionales para promover el distanciamiento social”.

“A partir de la próxima semana y hasta el 30 de junio, permitiremos a los clientes en vuelos que se espera que estén más cerca de su capacidad total que elijan volver a reservar en un vuelo diferente o recibir un crédito de viaje”, señaló la aerolínea en un tuit publicado este lunes.