Esos exámenes se los hicieron a la ‘perra’ luego de que vecinos del hombre alertaran a las autoridades sobre algo extraño que observaban en el animal, pues se veía y se comportaba como una loba, informó ABC.

El Departamento de Medio Ambiente del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil confirmó que se trataba de un ejemplar de Canis lupus signatus (lobo ibérico) al que Michel había adoptado hace “varios años” pensando que era un can, indicó el periódico español.

El mismo medio agregó que el hombre, quien tenía toda la documentación en regla de su mascota, les entregó voluntariamente la loba a las autoridades, así como los 3 cachorros que había tenido al ser cruzada con un perro común.

Desde el pasado 12 de febrero, los 4 animales permanecen bajo protección del Servicio de Patrimonio Natural de la Consellería de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia, reportó el Diario de Sevilla.