El hombre encontró la moneda en 1973, cuando apenas tenía 10 años: en ese momento, las autoridades limpiaron el río Colchester y pusieron toda la basura en una carretera, lo que llamó la atención de Kevin y otros niños, informó Dix Noonan Webb (DNW).

Kevin solo se percató del valor de la pieza al leer sobre un ejemplar similar que se exhibía en el Museo Británico, indicó el medio.

El portal agregó que en una de las caras de la moneda de Kevin se encontraba Carausio, un militar que se rebeló contra el Imperio Romano y se declaró emperador de Britania en el año 286. En cuanto al reverso, este llevaba una imagen del dios Júpiter sosteniendo un tridente.

De acuerdo con DNW, esa es una de las dos únicas monedas con ese reverso de las que se tiene noción en el mundo, por lo que, en una subasta en línea, el hombre logró vender la pieza en 4.216 libras esterlinas, equivalentes a 19,6 millones de pesos.

“Vi la subasta en vivo con mi familia y me sorprendió el precio. Valió la pena esperar 47 años”, manifestó Kevin al medio.

El hombre no reveló sus planes con el dinero que ganó en la subasta, llevada a cabo el pasado 3 de junio, según el portal.