Un video que circula en redes muestra que, después de algunos segundos, la perra, llamada Mel, cayó con fuerza en los brazos del joven, haciendo que él se cayera al piso. La perra, de raza shitzu, se levantó y se fue mientras que João quedó en el suelo.

João indicó a Globo que vio a la perra desde su apartamento. Aunque pensó en usar una toalla o una sábana para alcanzarla, algo en su interior le decía que “no había tiempo” para ello, así que decidió bajar a atraparla.

El artículo continúa abajo

Según su testimonio, sabía que no iba a poder sostenerla, pero sí que podía “amortiguar la caída”. Sobre esta, el físico George Cardoso explicó al medio que, teniendo en cuenta el peso de la perra (5 kilos) y la velocidad de la caída (aproximadamente 50 kilómetros por ahora), João sintió un impacto de 200 kilos sobre él. A pesar de esto, ni el joven ni Mel resultaron heridos.

Este héroe, como ahora es llamado en redes, también aseguró a Globo que se quedó unos minutos en el suelo, “pero fue de alivio” al saber que estuvo en el lugar y el momento correcto.

La dueña de Mel, por su parte, señaló al portal que a raíz de ese incidente instaló redes de protección en su apartamento para evitar una tragedia.

Este es el video del rescate de la perra: