El joven aseguró que reaccionó de esa manera porque el animal lo atacó y trató de robarle un almuerzo que había comprado en McDonald’s, indicó The Sun.

“La gaviota resultó claramente herida por el incidente, pero voló antes de que pudiéramos verificar su estado. No sabemos qué le pasó después”, manifestaron las autoridades en Twitter.

En esa misma red social, la policía recordó que las gaviotas están protegidas bajo la Ley de Vida Silvestre y de Campo de 1981, la cual señala que es ilegal “tomar, herir o matar aves silvestres o interferir con su nido o sus huevos”, explica Plymouth Live.

De acuerdo con este portal, si una persona es hallada culpable de este delito, podría ser condenado a una pena máxima de 6 meses en prisión, o pagar una multa de 5.000 libras esterlinas, equivalentes a 22,7 millones de pesos.

El portal agregó que las autoridades ya están investigando el hecho (registrado el pasado 9 de julio) y están intentando reunir testigos para que declaren en contra del agresor, de quien no se reveló la identidad.