El hombre es tatuador y tuvo que cerrar su negocio debido al coronavirus; desde ese momento permanece en cuarentena con Ema, su esposa, quien está embarazada, informó BBC.

La cadena de noticias indicó que Chris ya tenía alrededor de 1.000 tatuajes en el cuerpo antes de que empezara el confinamiento, y hasta la fecha ha agregado 49 más, según una publicación que él hizo en Instagram.

En entrevista con ese medio, el británico manifestó que quiso hacerse un tatuaje por cada día de confinamiento para vencer la ansiedad del encierro. “Me encontré dando vueltas y sin saber qué hacer”, aseguró el hombre y luego añadió:

“La idea de tatuarme todos los días era darme un poco de dirección. Sin estructura, las personas están completamente perdidas”.

De acuerdo con BBC, Chris se sienta a hacer los diseños de sus tatuajes cada tarde, entre las 2 p.m. y las 4 p.m., y luego los traslada a su cuerpo, algo que para él resulta “terapéutico”.

“En este momento estoy dibujando lo que tengo en mente. Y no hay mucho en mi mente aparte de esta crisis monumental”, confesó el tatuador a la cadena.

Justamente por lo anterior, algunos de los tatuajes que se ha hecho tienen que ver con el coronavirus y el confinamiento (uno de ellos, por ejemplo, es el virus como tal).

A continuación puede ver algunos de esos tatuajes, empezando por el más reciente:

View this post on Instagram

Self-isolation tattoo no.49

A post shared by Chris Woodhead (@adverse.camber) on

View this post on Instagram

Self-isolation tattoo no.47

A post shared by Chris Woodhead (@adverse.camber) on

View this post on Instagram

Self-isolation tattoo no.43

A post shared by Chris Woodhead (@adverse.camber) on

View this post on Instagram

Self-isolation tattoo no.25

A post shared by Chris Woodhead (@adverse.camber) on

View this post on Instagram

Self-isolation tattoo no.14

A post shared by Chris Woodhead (@adverse.camber) on

View this post on Instagram

Self-isolation tattoo no.9

A post shared by Chris Woodhead (@adverse.camber) on