El hombre, que en 2016 conoció a su ahora exnovia a través de un grupo en Facebook, compró un bastón para sostener la farsa: hacía que su entonces pareja lo acompañara a caminar por el jardín de su casa, argumentando que se sentía demasiado débil como para hacerlo sin ayuda, informó Daily Mail.

El británico también fingía que se desmayaba y, a diario, tomaba 20 supuestas medicinas que en realidad eran vitaminas, pero, por supuesto, su novia no lo sabía, indicó el rotativo inglés.

Aunque el sujeto hacía que su novia lo llevara al médico para, dizque, recibir quimioterapia por el supuesto cáncer de estómago que le habían diagnosticado en 2017, él no permitía que ella entrara con él a la clínica, señaló el mismo medio.

La mujer, identificada como Karen Gregory, aseguró que casi desde que empezó a salir con Kevin, él le pidió que le cumpliera fantasías sexuales, entre las que estaba tener sexo con otros hombres, señaló el diario británico.

“Accedes porque quieres hacer feliz a esa persona en su último año, o eso pensé. Nunca debí haber cedido”, comentó Karen, citada por Daily Mail.

De acuerdo con Kent Online, la mujer descubrió la farsa en diciembre del año pasado, cuando Karen acudió a la policía, pues su entonces novio era violento con ella; gracias a esto, las autoridades lo detuvieron y revisaron sus registros médicos, por lo que él terminó confesando que había mentido sobre lo de tener cáncer.

“No podía creerlo”, manifestó la mujer, quien, al día de hoy, tiene pesadillas con ese hombre y por eso planea recibir ayuda psicológica, recogió el portal de noticias.

Actualmente, Kevin cumple una condena de 18 meses en prisión y tiene una orden de restricción que le prohíbe acercarse a su exnovia durante 5 años, concluyeron ambos medios.