Antes de la pandemia, el hombre había empezado a viajar por América Latina y durante su recorrido adoptó 2 perros a los que se niega a dejar en Perú.

“Estamos esperando en Lima un vuelo humanitario que incluya mis mascotas para volar a Argentina“, dijo Michael, que duerme con sus canes en una carpa ubicada cerca de la embajada argentina.

El hombre añadió que adoptó a los animales, dos pitbull llamados Chamo y Nilo, a su paso por Colombia y Ecuador.

“Ellos no me abandonaron a mí; no pienso abandonarlos. Llevaré a mis mascotas volando o caminando, pero me voy con mis mascotas”, aseguró el turista, que ya rechazó un vuelo humanitario porque no incluía el traslado de sus perros. En seguida, agregó:

“Tuve que pasar la cuarentena con ellos, buscar comida; fue difícil y en ese momento ellos no me abandonaron, faltando incluso comida”.

En entrevista con La Nación, el argentino manifestó que esto “es un mensaje de amor, dentro de tantas cosas malas que están pasando” en esta época de crisis.

Asimismo, señaló que quiere mostrarle al mundo que debe “haber unión entre todos”.