El sujeto y sus cómplices forzaron la cerradura de una bodega para llevarse los 3 respiradores artificiales —avaluados en más de 273 millones de pesos colombianos—, así como otros insumos médicos, informó La Tercera.

El periódico agregó que esos respiradores, que serían distribuidos en diferentes hospitales de Chile, fueron recuperados por las autoridades.

“A través de las técnicas investigativas se pudo establecer que una persona estaba vendiendo los ventiladores, por lo que se logró su detención e incautar los equipos médicos”, aseguró al medio Alberto Vásquez, oficial de la Policía de Investigaciones de Chile.

El ladrón, de 22 años, fue detenido por el delito de receptación; sin embargo, poco después fue enviado a la casa, donde tendrá que esperar a que la justicia lo llame para declarar, concluyó La Cuarta.