Andrew Ormsby, de 23 años, se percató de que el bandido le estaba apuntando con un machete a la mujer, y agarró lo primero que vio para enfrentarlo. “Lo más cercano que vi fue el taburete de la barra, así que pensé algo como: ‘es bastante pesado, ¿por qué no?'”, contó el hombre a 9 News.

En seguida, según muestra un video, Andrew comenzó a pegarle al ladrón con esa silla. Aunque el delincuente intentó defenderse con su machete, al final, salió espantado del lugar.

Antes de huir y frente a los repetidos golpes que recibió, el ladrón le lanzó su botín a Andrew. Si no hubiera sido por este hombre, el criminal se habría llevado 1.500 dólares australianos (3’300.000 pesos), señaló el medio.

El portal My Gold Coast indicó que las autoridades ya iniciaron una investigación para dar con el paradero del delincuente, quien tendría entre 45 y 50 años.

Estas son las imágenes: