Ante esa situación, el hombre le dijo al dueño del establecimiento que dejaría a su hija como “garantía” y que al otro día regresaría por ella, con el dinero que le hacía falta, informó Daily Mail citando medios locales.

Un video divulgado por el diario británico muestra que la pequeña se atacó a llorar tan pronto su padre se empezó a ir sin ella. Aunque la niña lo siguió hasta la entrada, el hombre la apartó de él y se fue.

Al ver a la menor, el dueño del local la sentó en la cocina y le dio un vaso de leche. De inmediato, pensando que el padre había abandonado a la niña, llamó a la policía, indicó el rotativo inglés.

Para sorpresa del dueño del restaurante, el padre de la pequeña volvió horas más tarde; sin embargo, para ese entonces la policía ya se había llevado a su hija. El hombre se enfureció, insistió en que no había abandonado a la niña y que solo estaba tratando de conseguir dinero para volver por ella, agregó el medio.

El irresponsable padre mostró remordimiento frente a lo que hizo y por eso las autoridades le devolvieron a la pequeña, no sin antes darle una cátedra sobre cómo debe comportarse.

Estas son las imágenes del momento en que el hombre abandona el restaurante sin la menor: