Una de estas virtudes es combatir la impotencia sexual (incapacidad para lograr o mantener una erección durante una relación íntima).

El hombre fue detenido luego de 6 años de búsqueda, según lo anunciaron este martes las autoridades indias.

Según el diario Times of India, el sospechoso reconoció ante la policía que había matado a varios tigres, muchos osos y cientos de jabalíes y pavos reales.

Un funcionario forestal señaló que, al parecer, el hombre vendía vesículas biliares de oso a empresarios de toda India.

También, Yarlen es sospechoso de estar relacionado con la muerte de una tigresa que desapareció en 2012 en la reserva de Pench, en Madhya Pradesh, añadió esta fuente.

India alberga a más del 75 % de la población mundial de tigres y, según el último censo oficial, en 2018 tenía cerca de 3.000 de estos grandes felinos, lo que representa un aumento del 30 % en cuatro años.

Sin embargo, la caza y la expansión de la presencia humana han llevado al tigre salvaje al borde de la extinción en todo el mundo.