En la grabación se observa cómo el felino y el jabalí tienen un enfrentamiento a la vista de unos turistas que están en una camioneta. 

El vencedor de la pelea es el leopardo, que logra someter al mamífero con sus colmillos y garras. 

En el clip se alcanzan a escuchar varios chillidos de dolor por parte del jabalí, pero en ese momento llega una hiena e interviene en la situación.

El jabalí aprovecha la oportunidad, ataca al leopardo y huye del lugar en cuestión de segundos. 

“A pesar de que los avistamientos como estos son a menudo difíciles de ver, esta es la naturaleza en su forma más cruda”, afirmó Hitchings al medio del parque Kruger