“Fui a la Policía y no hicieron nada. ¿Alguna sugerencia, para algunos Pablo Escobar como venganza? ¡Soy el maldito Guasón!”, escribió Harrington en la red social. 

La historia se volvió rápidamente viral y comenzaron a circular en Twitter algunos chats de WhatsApp en los que se evidencia la supuesta estafa. 

En una conversación, Ariza le pide 400.000 pesos para pagar unas medicinas porque, al parecer, un familiar está enfermo. 

En otro chat, el estadounidense le consigna 1.500.000 pesos para que ella le compre un ventilador y una cama “para que ambos puedan dormir juntos”. 

Y por último, Harrington le dice en otro mensaje a Ariza que le consignará un millón de pesos, pero que es la última vez que le da dinero antes de verse. 

De acuerdo con el medio Kien & Ke, la pareja nunca se conoció personalmente y solo interactuó por redes.

Por ahora, Ariza no se ha manifestado en este caso, pero sí canceló su cuenta de Twitter y restringió los comentarios en Instagram. 

Varios internautas criticaron la actitud de la mujer por aprovecharse del extranjero y se abrió un debate sobre si el estadounidense también es ‘culpable’ por su ingenuidad.

A continuación, los chats de la conversación y la denuncia de Harrington: