De acuerdo con el medio Cincinnati News, Hall se inspiró en una dieta de monjes alemanes del siglo XVII, quienes bebían un tipo de cerveza artesanal conocida como ‘Doppelbock’.

Dicha bebida fue fabricada con fines nutricionales, y se caracteriza por su sabor denso y tener muchas calorías.  

Hall aseguró que su salud mejoró durante el tratamiento y que se siente “como un veinteañero” a pesar de tener 43 años. 

“Realmente, la dieta estadounidense común te matará más rápido de lo que lo hará la cerveza artesanal”, afirmó Hall al mismo medio.

 Hall indicó que durante este periodo solo bebió una o dos cervezas al día, y aseguró que retomará una dieta normal de manera gradual durante 6 días.

“La cerveza no es tan mala como la gente piensa. La gente realmente difama a la cerveza”, afirmó Hall al medio estadounidense.