Pollock contó en su Facebook que manejó más de 14 horas, de Denver a Chicago, para visitar a su abuela hospitalizada, quien padecía de cáncer en varios lugares del cuerpo.

El estadounidense explicó en su publicación que el cáncer se extendió tanto (piernas, estómago, pulmones) que el cuerpo rechazó las quimioterapias, por lo que antes de fallecer, le permitieron ir hasta a su casa a morir tranquila.

Sin embargo, lo que verdaderamente le causó sus últimos momentos de tranquilidad y felicidad fue el porro de marihuana que se fumó junto a su nieto en la habitación del hospital. Así lo mostró Pollock en varias fotos publicadas.

“Pero en este breve momento que compartimos, la hice sonreír, reír y el estrés se derritió de su cara por unos segundos. Ella era la más real hasta sus últimas horas. Y mi corazón se siente roto pero lleno, estos fueron mis últimos recuerdos con mi abuela. Ahora mi recuerdo favorito, mi porro favorito”, escribió el hombre junto a las imágenes.

En las fotos, que se han viralizado en diferentes redes sociales, se puede ver a la anciana fumando marihuana muy tranquilamente junto a su nieto.

Ahora Jeremiah Pollock abrió una cuenta en la plataforma GoFundMe para recoger fondos y así pagar las cuentas médicas y el funeral de su abuela.

Hasta el momento le han donado un poco más de 2.200 dólares. En sus últimas horas tuve la oportunidad de pasar un recuerdo con ella que nunca olvidaré, viendo el dolor desaparecer de su rostro por unos breves momentos”, reiteró en esa página.

A continuación, las fotos en las que se ve a una abuela fumando marihuana antes de morir: