La buena nueva fue anunciada por la agencia Lottery West, que administra la lotería en Australia Occidental, la cual felicitó a la familia por su “paciencia de oro”.

Según relató la señora Peel, de 50 años, los números que jugaron durante 2 décadas estaban relacionados con las fechas de cumpleaños de los miembros de la familia.

“Hemos usado estos números desde que nacieron nuestros hijos, hace casi 20 años. Cuando fui a revisar mi boleto, el gerente de la tienda me dijo que quería hablar conmigo en privado. Pensé que estaba en problemas”, relató la mujer a Loterry West.

Esa agencia, además, publicó que lleva buscando 2 semanas al ganador del boleto jugado el pasado sábado 4 de abril, cuyo premio también asciende a los 610.000 dólares australianos.