Según testigos, la energía del rayo viajó por las tuberías en una reacción en cadena.

“Esto solía ser nuestro inodoro. ¡Ahora no tenemos nada!”, dijo esta semana Marylou Ward, la dueña de la casa en el condado de Charlotte, en el centro-oeste de Florida, al periódico local Wink.

Las imágenes muestran las esquirlas del inodoro regadas por todo el baño y una línea de tierra removida y pasto quemado que recorre el jardín, desde el tanque séptico hasta el baño.

“El inodoro estalló en el cuarto principal de los dueños enviando proyectiles de porcelana como misiles. La porcelana penetró en la pared”, escribió en Facebook la empresa de plomería que atiende la emergencia. “Probablemente haya que reemplazar todos los caños y el tanque séptico”.

Por suerte, Ward y su marido no estaban en el baño en ese momento.

Jordan Hagadorn, dueño de A-1 Affordable Plumbing, explicó a USA Today que la explosión se debió al gas metano proveniente de la materia fecal que se concentró en el tanque séptico.

El rayo, que cayó durante una tormenta el domingo por la mañana, fue la chispa.

AFP