De acuerdo con CNN, el ladrón no cayó en cuenta que el papel que utilizó para escribir el mensaje era el mismo que usó para llenar un formulario de la Oficina de Vehículos Motorizados de Ohio, en donde estaba su nombre y la dirección de su residencia. 

 “Esto es un robo. No lastimaré a nadie”, decía la nota del ladrón, que fue identificado como Michael Harrell. 

El medio estadounidense indicó que la cajera le dio a Harrell 206 dólares (696.527 pesos colombianos) e inmediatamente llamó a la policía. 

Además, las cámaras de seguridad lograron identificarlo porque el sujeto solo tenía puesta una gorra y no se preocupó por ocultar su rostro. 

A las pocas horas, el delincuente fue capturado sin mayores complicaciones por la información que otorgó la cajera. 

La trabajadora del banco comentó al mismo medio que Harrell era un cliente habitual en el banco, que a menudo ingresaba para hacer adelantos en efectivo.