El medio mexicano Excélsior informó que la abuela alcanzó a ser trasladada a un centro médico, pero murió al sufrir un traumatismo craneoencefálico.

Por su parte, el trabajador de Uber se encuentra en delicado estado de salud al presentar heridas lacerantes frontal, fractura en húmero, tibia y peroné de la pierna izquierda, así como fractura del lado izquierdo de la cadera, agregó el mismo medio.

Finalmente, el vehículo involucrado, un Chevrolet Sonic, se quedó incrustado en el separador de la avenida principal. 

Allí, un testigo del hecho graba lo sucedido y muestra cómo varias personas increpan a las mujeres, que no presentan heridas de gravedad.

Al sitio llegan varios oficiales de policía y se llevan a las señaladas del accidente en una patrulla.

Ante estos hechos, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la Ciudad de México indicó que la conductora enfrenta acusaciones de homicidio culposo, indicó el mismo medio.