De acuerdo con las autoridades, los vecinos del sector los llamaron porque escucharon ruidos extraños en una residencia que estaba sola. 

Al llegar los oficiales, se percataron de que no se trataba de un ladrón sino de un puma descansando en una de las habitaciones. 

“Después de ser visto, trató de escapar, pero terminó acorralado en un baño”, informó la oficina del alguacil en la publicación. 

Según el medio Kcra News, los oficiales de Pesca y Vida Silvestre ayudaron a los agentes a sacar al puma por la ventana del baño del segundo piso. 

En una grabación, compartida por la policía, se aprecia cómo el felino salta por la ventana y huye del lugar.

Al parecer, el felino entró sigilosamente por la puerta frontal de la casa, indicó el medio estadounidense. 

Según el mismo medio, los funcionarios de vida silvestre no consideran que los avistamientos de pumas sean una amenaza porque estos animales son tímidos y se asustan con facilidad.