En el video, que fue difundido por Actualidad RT, se ve cuando el taxista, que usa tapabocas, frena para dejar subir a otro pasajero, pues en la parte de atrás ya iba sentado uno.

Ese nuevo cliente le dice que si lo lleva al hospital, se sienta y luego tose. Lo que alertó y preocupó al conductor, el cual le preguntó si estaba enfermo.

Después, el taxista le preguntó al joven, que también llevaba puesto un tapabocas, de dónde era, a lo que respondió que de Baoding.

Sin embargo, el dueño del vehículo no le creyó por el acento y tras unos segundos de silencio, le cuestionó si había estado en Wuhan, ciudad donde nació el coronavirus.

“Acabo de volver de allí”, dijo el pasajero y de inmediato el taxista abrió los ojos, frenó en seco y le pidió que saliera del auto. “Tiene que bajarse ahora”, exclamó mientras le señalaba la puerta. “No, no… apúrese”.

Al sujeto no le quedó de otra que bajarse, mientras el otro pasajero le preguntó al chofer que si debían llamar a la policía.

El número de fallecidos por el nuevo coronavirus causante de la neumonía de Wuhan en China se elevó este martes a 106, y el de casos confirmados a nivel nacional a 4.515.

La mayoría de las víctimas se encuentran en la provincia de Hubei, pero funcionarios confirmaron múltiples muertes en otros lugares, incluyendo la primera en la capital Pekín.

En la jornada de ayer aumentaron en 515 los casos graves —lo que suma un total de 976— y fueron dadas de alta nueve personas tras superar la enfermedad, elevando la cifra de curados a 60.

Hasta el momento se han detectado 6.973 casos sospechosos —es decir, que presentan síntomas pero todavía no se ha confirmado que hayan contraído el coronavirus— y se sigue a más de 44.000 personas que han estado en contacto con enfermos.