De acuerdo con el diario Cooperativa, el suceso ocurrió en la ciudad de Hualpén, provincia de Cocepción y en el video se ve al joven tocando el instrumento mientras sus padres, agradecidos, bailan felices.

A nosotros nos faltaron hartas cosas, pero en mi casa había amor por cantidades industriales. Mi papá tiene la salud delicada desde siempre, y mi mamita ha hecho un apostolado de amor con sus hijitos. Yo tengo unos papás lindos, son personas buenas, cariñosas”, dijo Acuña a ese medio.

Los ancianos hacen parte de los ciudadanos que están obligados a hacer aislamiento en Chile, uno de los países de sudámerica con más contagios del COVID-19; en total tienen 1.610 casos, de los cuales han muerto 5 personas.

“Yo voy a ayudar a mis papitos, de ahí (después) me voy donde mi hijito, comparto con él; después doy una vuelta con mi hijito para que les haga señas a los tatas, se saluden por la ventana y después me voy”, agrego el amoroso joven chileno a Cooperativa.

 Gonzalo Acuña explico al rotativo que un vecino fue el que empezó a grabarlo por la espalda sin que él se diera cuenta y que luego grabó a la pareja de ancianos. Con la viralización del video, contó, no paraba de sonarle el celular.

Hay que querer a los viejitos, ir a verlos, acompañarlos. Los viejos con cosas simples se vuelven locos. Yo le digo a mi hijo: cuando yo sea viejito tienes que hacer lo mismo”, finalizó en Cooperativa.