El hombre, del que se desconoce la identidad, indicó que se despertó en un sofá y, de repente, una pareja de desconocidos se acercó a él para preguntarle quién era.

“¿De qué están hablando? Estuve aquí en la fiesta de anoche”, respondió él, evidentemente confundido por la situación.

“Confía en mí, hombre, no hubo una fiesta aquí anoche”, le contestó el dueño de la casa, según el relato del escocés.

El hombre añadió que a la pareja le pareció gracioso lo ocurrido y que, de hecho, los esposos le ofrecieron té y un cigarrillo para ayudarlo con el guayabo.

El escocés también explicó que llegó a la casa de la pareja luego de intentar tomar un taxi. Como no consiguió conductor, él se devolvió a la fiesta, pero entró al lugar equivocado.

Entre carcajadas, añadió que, tras entrar a la casa de la pareja, se preparó un plato de fideos y luego cogió una cobija para dormir. En esta parte del video, los esposos aparecen riéndose de todo.

A continuación puedes ver las imágenes: