Sus hijas le dieron ese tratamiento como regalo, luego de comprar un bono en descuento por internet, a 250 dólares (alrededor de 790.000 pesos). Jami quedó “devastada” porque, en vez de salir con una apariencia mejorada, ella terminó con 4 cejas, informó Fox 4.

La mujer aseguró a ese medio que si bien trató de ocultar sus cejas con maquillaje, esto no funcionó. Lo peor de todo, según ella, es que nada parecía mejorar después de 6 semanas de haberse hecho el procedimiento, conocido como ‘microblading’.

Jami añadió a la cadena de noticias que durante ese tiempo sintió mucho dolor, pues en ese procedimiento se usan unas agujas o una pequeña cuchilla para pigmentar las cejas. De acuerdo con su relato, la mujer que le hizo el ‘microblading’ le quemó demasiado la piel.

La estadounidense también contó que lo ocurrido le hizo perder autoestima, tanto así, que prefería no salir a la calle. Además, el hombre con el que salía en ese momento dejó de buscarla debido a su apariencia.

Luego de la pesadilla que vivió, a Jami le recomendaron programar una cita con una experta en esa técnica de maquillaje. Desde febrero pasado, la mujer ha visitado a esa esteticista para borrar las molestas cejas de sobra que le tatuaron. Ahora, ella está a la espera de que su frente vuelva a la normalidad, concluyó FOX 4.