El hombre “no se detuvo, sino que comenzó a pedalear más fuerte, como si estuviera tratando de escapar”, informó The Oklahoman con base en el reporte policial de aquel día.

En cierto momento, Cody se bajó de la bicicleta y corrió mientras un oficial lo perseguía. En el camino, el hombre arrojó una mochila en la que había una lata de café y una “bolsa transparente” con “gran cantidad de una sustancia de polvo blanco”, indicó el periódico local.

El oficial, de quien no se reveló la identidad, aseguró que, con base en su “entrenamiento y experiencia”, ese polvo parecía ser cocaína. Supuestamente, esa sustancia se sometió a unos exámenes que revelaron que, efectivamente, era droga, agregó el diario.

Cody fue sentenciado a 15 años de prisión, luego de declararse culpable de posesión de cocaína con la intención de distribuirla. Sin embargo, el viernes pasado, luego de más de un año desde su arresto, fue dejado en libertad, señaló el mismo medio.

De acuerdo con The Oklahoman, un examen reciente reveló que la sustancia que el sujeto llevaba no era cocaína, sino leche en polvo. Cody le dijo al juez que la había obtenido de una “despensa de alimentos”.