Un video reproducido por Daily Mail muestra a la mujer metiendo de cabeza a un bebé al agua, dándole vueltas con violencia y dejándolo sumergido por varios segundos.

Tras ver estas imágenes, varios internautas y entrenadores de natación acusaron a Elena de torturar a los niños que llegan a sus manos. Incluso, según citó el diario británico, algunos dijeron que parecían sesiones de exorcismo.

Ante esos comentarios, la rusa instó a los padres de los niños que atiende a ignorar los comentarios negativos que han hecho de su técnica, indicó el mismo rotativo.

El medio añadió que, de manera sorpresiva, los papás han defendido a la instructora argumentando que ella ha hecho “milagros” con sus hijos. Una madre, por ejemplo, aseguró que Elena es una “enviada por Dios”, pues su hijo, que sufre parálisis cerebral, supuestamente comenzó a caminar gracias a ella.

Este es el video de la brusca lección que le dio a un bebé: