El virus, denominado BadPower, hace que el adaptador de corriente envíe la potencia máxima al celular, que es mucha más de la que este necesita, ocasionando un sobrecalentamiento en el equipo.

Como la carga que el móvil recibe es tan fuerte, el celular puede tener “daños irreversibles” e incluso puede incendiarse, indicó Andro4all.

Según investigadores de Xuanwu Lab, departamento de la empresa de servicios de internet Tencent, quienes descubrieron el virus, solo es necesario conectar un celular infectado a un cargador de carga rápida para que el firmware de este quede invadido de BadPower.

Asimismo, es posible inyectar el virus directamente en el adaptador con un dispositivo especial que se disfraza de celular y altera los parámetros de carga establecidos para que el voltaje que salga del cargador sea mucho mayor, afirmó Tencent.

De ahí en adelante, cualquier equipo (celular, computador o tableta) que se conecte al cargador infectado puede sufrir las consecuencias, agregó Andro4all.

El equipo de Xuanwu Lab probó 35 dispositivos de carga rápida y se dio cuenta que 18, de 8 marcas diferentes, tenían problemas de BadPower.

Los investigadores aconsejan actualizar el firmware del cargador y realizar controles de seguridad en el código de firmware del dispositivo.

De acuerdo con iPadizate, la mayoría de celulares afectados son Android porque son muchos más los productos que terceros elaboran para este sistema operativo. Apple, por el contrario, es más estricto y solo recomienda a unos fabricantes asociados con el fin de que no sean tantos los productos de terceros que puedan ser usados en sus equipos.