Nick Pickles, director de estrategia sobre políticas públicas de Twitter, dijo en una audiencia parlamentaria virtual en el Reino Unido, que la plataforma había tomado la decisión de someter los tuits de Trump al mismo procedimiento de comprobación que aplica a todas las figuras públicas.

Los parlamentarios preguntaron en dos ocasiones a Pickles si esto significaba que la cuenta del presidente estadounidense podría ser suspendida.: “Todas las cuentas de Twitter están sometidas a las reglas de Twitter”, respondió ambas veces.

Con 81,7 millones de seguidores, @realDonaldTrump es una de las diez cuentas más populares en Twitter. Sin embargo, ahora está en conflicto con la red social, que utiliza cotidianamente, ya que ésta tomó la decisión de verificar sus tuits.

El último episodio fue el viernes pasado cuando, en ocasión de los incidentes en protesta por el asesinato de afroestadounidense George Floyd, Trump escribió en twitter que “cuando comience el saqueo (de comercios), comienzan los disparos”. Un mensaje colocado por esa red social sobre ese tuit advertía que “violaba las reglas de Twitter sobre ‘glorificar la violencia'”.

Snapchat, red social muy apreciada por los jóvenes nacidos a partir de 1995), se unió a Twitter y anunció que no promocionará más los mensajes de Trump, mientras que Facebook, la mayor red social mundial, decidió no señalar ni censurar de cualquier manera que fuera los mensajes del presidente estadounidense.