El trino siguió a una crítica al alcalde de Minneapolis, al que calificó de “izquierdista radical” y dijo que le faltaba el control sobre la ciudad.

“Estos matones están deshonrando la memoria de George Floyd y no dejaré que eso suceda. Acabo de hablar con el gobernador Tim Walz y le dije que el ejército está con él todo el tiempo. Cualquier dificultad y asumiremos el control pero, cuando comienza el saqueo, comienza el tiroteo”, escribió Trump en su cuenta personal.

Ese último segmento sería el que disparó el filtro de esa red social, que consideró que “glorifica la violencia” y, aunque aseguró que el tuit viola sus reglas, decidió que siga siendo visible.

“Este tuit incumplió las reglas de Twitter relativas a glorificar la violencia. Sin embargo, Twitter determinó que puede ser de interés publico que dicho tuit permanezca accesible”, explicó la red social.

La decisión de Twitter seguramente abrirá un nuevo round de la disputa con el presidente norteamericano por el control de contenidos, el cual ha afectado directamente la cuenta de Trump al marcar algunos por ser posibles noticias falsas y ahora por tratarse de un discurso de odio.