La multinacional afirmó que las normas de la aplicación son para todos los usuarios que están en ella, incluso los que tienen cierto interés público. En un comunicado, la compañía aseguró que estas reglas ayudan a las personas a estar bien informadas.

“Nuestro objetivo es proporcionar información directa sobre nuestra toma de decisiones de cumplimiento, para servir a la conversación pública y proteger el derecho del público a escuchar a sus líderes y hacer que rindan cuentas”, dijo Twitter en el comunicado.

Esto es lo que no deben hacer los políticos y líderes mundiales en la aplicación:

  • Amenazar clara y directamente de violencia a otro individuo.
  • Publicar datos privados, como números de teléfono o direcciones.
  • Compartir o publicar contenido íntimo de otra persona sin su consentimiento.
  • Participar en contenido relacionado con explotación sexual.
  • Fomentar la autolesión.

Si alguna de las publicaciones incumple las reglas de aplicación pero tiene valor de interés público, la plataforma la dejará con un aviso que les brinde a los usuarios un contexto sobre la violación que hay en el contenido, según la aplicación.