La PlayStation 5 tiene unas dimensiones de 39 centímetros de ancho, 10.4 centímetros de alto y 26 centímetros de profundidad. Si ubica la consola verticalmente, podrá alcanzar los 40 centímetros de altura.

La conceptualización de la PS5 inició en 2015, desde entonces los ingenieros trabajaron por hacerla lo más pequeña y compacta posible para no dejar de lado su capacidad de refrigeración, razón por la cual integraron un ventilador de 45 mm de grosor y 120 mm de diámetro.

Un ventilador que “asegura que el aire fluya desde ambos lados de la consola hacia su interior, para refrigerar ambos lados de su placa base”, declaró el ingeniero Yasuhiro Otori en el medio japonés Nikkei Xtech .

Sony pensó en incluir dos ventiladores más pequeños para reducir las dimensiones de la PS5, pero se percataron que el costo aumentaría y el rendimiento se vería afectado con esa decisión.

En otra ocasión, Yasuhiro desentrañó el interior de la consola en la que trabajó tanto tiempo con el fin de demostrar el sistema de refrigeración, cuenta con ventilación y rejillas que en teoría deben evitar que el equipo se caliente, incluso con los juegos más potentes y exigentes o después de horas de uso.

Este video evidencia parte de la explicación: