Durante las últimas semanas, Sony ha permitido a diferentes ‘gamers’ y medios japoneses poner a prueba la consola, se resolvieron dudas sobre su verdadero tamaño, la experiencia de uso y las novedades que traía esta nueva presentación. Sin embargo, seguía la gran incógnita sobre su potencia y componentes internos.

La conceptualización de la PS5 inició en 2015 y desde entonces la compañía se enfocó en desarrollar y diseñar la consola con una estructura interna limpia y ordenada.

“No hay componentes innecesarios y el diseño es eficiente. Como resultado, podemos lograr nuestro objetivo de crear un producto con un alto grado de perfección y calidad.” informó Sony en su blog.

Durante el video que publicaron se presentan en detalle algunas características externas de la Play Station 5, como los puertos USB de alta velocidad, LAN, HDMI y el puerto de alimentación.

La consola contará con un procesador x86-64-AMD Ryzen “Zen 2” de ocho núcleos, un motor gráfico basado en AMD Radeon RDNA 2 y una memoria GDDR6 de 16 GB acompañada con una SSD de 825 GB.

Uno de los objetivos de Sony era crear un gran avance generacional en términos de desempeño para ofrecer una experiencia completamente nueva con los videojuegos.

“Para hacerlo, tuvimos que equilibrar más que nunca todos los aspectos del sistema, desde la reducción del nivel de ruido hasta la mejora de la capacidad de refrigeración.”, comentó el blog.