Teniendo en cuenta que Facebook es una de las redes sociales más usadas desde su creación en 2004, la plataforma se presta para que personas malintencionadas se aprovechen de su popularidad e intenten estafar a los usuarios.

Como cualquier persona puede acceder gratuitamente a Facebook, crear una cuenta o página e interactuar con los usuarios que quiera, es posible caer en las manos de estafadores de la red social, que prohibirá publicaciones que nieguen el Holocausto.

De acuerdo con información de la misma red social, las estafas ocurren cuando las personas se registran en la plataforma con un perfil falso o hackean cuentas existentes de usuarios o páginas, con el fin de engañar para obtener dinero o datos confidenciales.

¿Cuáles son las estafas más comunes en Facebook?

En ese orden de ideas, la red social creada por Mark Zuckerberg señala que hay cinco tipos de estafas habituales en el sitio web y de las que hay que estar pendiente para no caer en ellas; estas son:

  • Estafas románticas: los criminales cibernéticos mandan mensajes a usuarios desconocidos para acercarse a ellos y engañarlos poco a poco. Los estafadores les dicen a sus víctimas que están en una mala situación con su pareja, están separados o son viudos, con el objetivo de ganarse la confianza de las personas y que estas les den dinero para viajar o para conseguir una visa. Los delincuentes se toman su tiempo (pueden ser semanas) para establecer una conexión antes de pedir dinero.
  • Estafas relacionadas con la lotería: los estafadores se hacen pasar por usuarios conocidos o por alguna organización reconocida para avisarles a sus víctimas que fueron los ganadores de un sorteo de lotería, pero que deben pagar una tarifa anticipada para recibir el premio, que supuestamente es un gran monto de dinero. Para hacer llegar el ‘premio’, los ciberdelincuentes piden información personal, como datos bancarios y la dirección de la vivienda.
  • Estafas relacionadas con préstamos: en este caso, los criminales se aprovechan de las personas que necesitan dinero para ofrecerles un préstamo con una tasa de interés muy baja, siempre y cuando les hagan un pago por adelantado. Los estafadores usualmente hacen publicaciones promocionando sus ‘servicios’ para que algún usuario caiga.
  • Estafas laborales: los usuarios que se valen de este medio publican ofertas de empleo falsas para que las víctimas les den datos confidenciales o dinero. Para no caer en esta trampa, Facebook recomienda prestar atención a las ofertas de trabajo que “parecen demasiado buenas para ser reales o que piden un pago por adelantado”. Además, se debe tener cuidado con las páginas que no están relacionadas con las ofertas laborales reales y las que piden información privada sin usar una navegación segura: https.
  • Robo de token de acceso: esto sucede cuando los usuarios reciben un enlace en el que se les solicita acceso a su cuenta de Facebook. Aunque el ‘link’ puede venir de una aplicación oficial, muchos estafadores se aprovechan de esta modalidad para conseguir acceso al perfil, hackearlo y compartir spam.

Por otro lado, Redes Zone afirma que hay que tener cuidado con contactos de Facebook que se hacen pasar por personas, pero en realidad son ‘bots’. Aunque no necesariamente tienen el objetivo de robar datos o dinero, sí pueden enviar enlaces maliciosos para llenar el equipo de ‘malware’.

Asimismo, ocurren estafas por medio de ‘fake news’. Según el portal mencionado, en Facebook se comparte mucha información y noticias falsas que conducen a sitios web fraudulentos, los cuales atentan contra la seguridad del usuario.

¿Cómo evitar las estafas en Facebook?

La red social dio a conocer unos puntos de ciberseguridad que se deben considerar al momento de interactuar en Facebook para evitar ser víctima de las estafas más comunes. Por tanto, vale la pena seguir las recomendaciones dadas por la empresa y desconfiar de:

  • Usuarios desconocidos que piden dinero.
  • Personas que ofrecen préstamos, premios u otras ganancias si les dan dinero o tarjetas de regalo.
  • Perfiles que prometen postularlo a ofertas laborales a cambio de dinero
  • Páginas que dicen representar a organizaciones, compañías o personajes públicos sin estar verificadas.
  • Usuarios desconocidos que piden datos personales, como el correo electrónico o número de celular, para hablar por otro canal que no sea Facebook.
  • Personas que afirman ser conocidos o familiares y solicitan dinero por estar en una ‘emergencia’.
  • Usuarios que mienten con respecto a su ubicación; para esto, Facebook aconseja consultar a qué país corresponde el número de celular registrado por la otra persona en Messenger, para saber si concuerda con lo que le ha dicho.
  • Publicaciones que tienen errores gramaticales u ortográficos.
  • Cuentas que envían a los usuarios a otras páginas para obtener un ‘premio’.

El siguiente video brinda unos consejos para identificar un perfil falso en Facebook: