La Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos alertó al gigante tecnológico antes de convertirlo en un arma pirata. Esta decisión significa un cambio en el enfoque con el que se manejan ahora estos problemas cibernéticos desde la NSA al dar prioridad a la seguridad informática.

“Esto es un cambio de enfoque por parte de la NSA de trabajar para compartir, trabajar para inclinarse hacia adelante y luego trabajar para realmente compartir los datos como parte de la construcción de confianza”, dijo Anne Neuberger, directora de la Dirección de Ciberseguridad de la NSA, según el medio estadounidense.

El error es una falla en el código de los ordenadores que afecta al sistema operativo Windows 10, el más usado por gobiernos y empresas.

Microsoft ya se pronunció y emitió un parche este mismo martes para contrarrestar la falla. Según informan las fuentes de KrebsonSecurity, el paso a seguir por la compañía es desarrollar una serie de actualizaciones hasta solucionar el error.

“El 14 de enero de 2020 se lanzó una actualización de seguridad y los clientes que ya han aplicado la actualización o tienen habilitadas las actualizaciones automáticas ya están protegidos. Como siempre, alentamos a los clientes a instalar todas las actualizaciones de seguridad lo antes posible”, dijo Jeff Jones, director senior de Microsoft, en un comunicado.