“He ordenado hacer una inversión inmediata” en “tecnología de Huawei, ZTE y de todas las empresas chinas y de todas las empresas rusas, para nosotros elevar las capacidades” de conexión a Internet y telefonía en el país, dijo Maduro, sin precisar cuánto destinará a ello, en un acto trasmitido por la televisión estatal.

Maduro respondió asegurando que Huawei “se ha convertido en la empresa más avanzada de telecomunicaciones”.

“Huawei va a continuar en Venezuela”, expresó Maduro al prometer las nuevas inversiones, tras anunciar la creación de una Corporación Nacional de Telecomunicaciones que fusionará a todas las empresas estatales del sector.

En medio de la severa crisis económica de Venezuela, que ha provocado un fuerte rezago tecnológico según especialistas, la conexión a internet en ese país es una de las más lentas del mundo de acuerdo con estudios privados.

Mientras Estados Unidos aumenta la presión con sanciones financieras en su apoyo a Juan Guaidó, el gobierno chavista ha profundizado sus relaciones con China y Rusia.

ZTE fue proveedora de la tecnología del “Carnet de la Patria”, documento electrónico para acceder a planes sociales que la oposición considera un mecanismo de “control social”.

Alegando razones de seguridad nacional, la administración de Donald Trump prohibió a grupos estadounidenses comerciar en telecomunicaciones con sociedades extranjeras “peligrosas”, teniendo a Huawei como principal objetivo.

Este jueves, Trump calificó a la compañía china, que opera en 170 países, como “algo muy peligroso” y abrió la puerta para incluirla en las negociaciones por la guerra comercial entre Washington y Pekín. China acusó a Estados Unidos de “acoso económico”.