“Cesó la suspensión sobre mi cuenta. Primer trino para agradecer a todos por la preocupación y el aprecio“, escribió Gómez la tarde de este viernes.

“Ya tendremos tiempo de comentar el incidente”, añadió.

El periodista ya se había despachado contra la red social después de que le suspendieran su cuenta: “Se volvieron como las cavernas; censura porque alguien denuncia, censura porque dijo tal vaina, censura porque puso 10 segundos de música y se quejó una disquera. O sea, es una cosa como del siglo 18 o 19 en el siglo 21”, protestó entonces.

“Estamos corriendo todos los periodistas detrás de Twitter”, lamentó. “No podemos seguir en el periodismo detrás de Twitter. Es una herramienta, pero no es mi jefe, ni determina qué hago ni para dónde voy”, agregó.

Por eso, Gómez concluyó que todo “merece algunas reflexiones que compartiré con ustedes durante los próximos días“.