WhatsApp ya arregló el error que les permitía a los criminales usar un GIF malicioso para adueñarse de los chats de los usuarios. Sin embargo, es importante que conozcan la vulnerabilidad para que comprueben si sus teléfonos fueron interceptados, según Hipertextual. 

El hackeo funcionaba enviando una imagen animada o GIF a cualquier usuario. Una vez este lo recibía y lo abría, un tercero podía acceder a toda la información privada que estaba guardada en la ‘app’, mencionó el mismo medio.

El descubrimiento lo hizo el investigador de seguridad informática Awakend y comprobó en un video que esta técnica era fácil y rápida de utilizar en la plataforma.

No obstante, Facebook (compañía propietaria de WhatsApp) se pronunció y aseguró que era muy poco probable que alguien hubiese usado esta técnica para conseguir los datos privados de los usuarios, de acuerdo con un comunicado de la compañía enviado a CNN.

“No tenemos razones para creer que usuarios fueron afectados por este fallo. Siempre estamos trabajando en mejores formas para ofrecer actualizaciones de seguridad”, aseguró la compañía en la declaración.

Aunque WhatsApp es una de las aplicaciones con más seguridad por su cifrado de extremo a extremo, la recomendación para los usuarios es que no abran archivos enviados por personas desconocidas, pues pueden ser víctimas de un hackeo.